EL MAL INNECESARIO, PERO FUNDAMENTAL.


Tal parece que se están acostumbrando. No a delirar si no a interpretar.
Y esto es algo que no se origina, tan solo se da.

Porque somos de memoria selectiva y de mentes “olvidadizas” de lo contrario no escribiría esto, para mí es un pequeño borrador con algunos recuerdos o “flashes” que de pronto se me vienen a la mente.

¿Puede alguien llegar a comprender completamente a otro?
Cuando deseamos conocer a alguien  invertimos mucho tiempo y grandes esfuerzos en este propósito, ¿pero hasta qué punto llegamos a conocer a la persona?
¿Sabemos en verdad algo importante de la persona que estamos convencidos de conocer?
¿Lo sabemos realmente o solo pretendemos adivinar?
Me interrogo.

Porque  más se recuerdan esos instantes que te cautivaron, que  trascendieron a pesar que la comunicación fue plana y de preguntas sin respuestas.
Imaginaste que eres alguien que le tiene miedo a vivir, pero no si hay alguien que te lleve de la mano.
Así fue como comenzaste. Y más adelante aprendiste a caminar.
Porque de alguna manera no te molesta el hecho de no saber. Te molesta el hecho de no saber cómo descubrirlo.

Y no es porque no sepas que es lo que estas odiando, o no sabes que estas dejando. Es algo más complejo, de grandes razones desconocidas.

Es como estar en medio de una conversación perdida sin saber qué hacer para rescatarla, ¿qué decir?
Quizás es porque de tiempo en tiempo lo que te parece normal se convierte en extraño.
Sensación extraña pero no deja vu.

La gran interrogante ¿Cómo acercarte al enemigo?
Lo más rápido que sale a relucir es acercarte con “gustos en común”.
Siento que a veces siempre hay ese miedo de no querer recibir algo, por miedo a dar algo a cambio.

Hacer obvio tu mal innecesario, pero claro fundamental.

Intentar regalar algo cuando en realidad nunca te perteneció.
Ideas de como anticipar algo, beber tasas del café que ya sabe a lo mismo.
Por la tantas veces que fuiste a un lugar sin adivinar el objetivo.
Quisiera hacer un cambio lo bueno por lo malo, con ánimos de ser radical o algo atrevida.

Cuando descubres que realmente lo imprescindible se volvió desechable o alternativo.



Comentarios

Entradas populares