IDEAS TAN SIMPLES QUE NI PARECEN IDEAS


Abrir los ojos de a uno por hora, para que la realidad no pegue tan fuerte.

El escribir recuerdos, anécdotas, o a veces simplemente ficciones parece como algo imprescindible en la vida de alguien (en este caso un acto de sinceridad, o un acto para no perder la costumbre de recordar) o para exorcizar el pasado, conjurar los fantasmas que ya no están pero que alguna vez estuvieron ahí. Y me rio del sarcasmo, de las quejas, de las bipolaridades de las personas, o a veces simplemente me rio de las cosas que ideo y pienso que sería bueno que alguien te ayude con ideas que funcionen, tú me tiraste un par de ideas pero creo que no funcionaron.  
       
Poco a poco eh desarrollado una gran tolerancia supongo porque ciertas personas te exigen tenerle una paciencia más de lo normal.

Cuando las palabras se dicen  sin táctica y tino sin miedo a lastimar sin el menor reparo. Por muy fuerte que seas, todo tiene un límite, y no se trata de excusarte con  “lo dije pero no quería”, en fin andar excusándose está de moda últimamente y supongo que es como la frasecita cliché, “lo que está de moda vende, o todo el mundo lo hace”. Pero nunca estas demás medir lo que se va a decir, además yo creo que medio vaso de optimismo no se le niega a nadie, así que solo hay que intentar.

Hace poco leí esta parte del libro de, Ernesto Sacheri -  El secreto de sus ojos.

El “PERO” es la palabra más puta que conozco. “te quiero, pero…”; “podría ser, pero…”; “no es grave, pero…”. ¿Se da cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es.
A mí  me agrada esta frase, pero al mismo tiempo es como una contradicción, es decir la pongo porque me gusta todo lo directa que es, PERO es algo que suelo utilizar. Supongo que aún tengo alguna pequeña tendencia a usarla o porque quizás se me hace difícil aceptar las cosas.

A estas alturas tener un deseo incontrolable de poder retroceder el tiempo, pero como siempre está el “sé realista” que está latente y te recuerda a cada rato que lo que no hiciste en su momento ya no lo podrás hacer, o siempre hay un idiota que te recuerda que eso no pasara (“de buena onda”).

Y de la nada encontrarte con alguien y ponerte a hablar de las coincidencias que te pueden ir llevando a distintos puertos del destino. Y de pronto apareces en un lugar inesperado, rodeado de nuevas personas. Las coincidencias siempre nos alertan sobre el camino a seguir, mientras que las repeticiones y las obsesiones no hacen más que archivarnos en el mismo lugar.

Y no recuerdo quien me dijo esto: Eres feliz haciendo algo que te gusta, pero la felicidad para mantenerla está en no hacerlas siempre, para evitar caer en el aburrimiento.
Y yo te cuestiono porque intentar redimirse de algo que ni siquiera has logrado hacer, pero solo hacerlo porque tu entorno así te quiso hace creer.
“Aprender a vivir es inútil, cuando aprendes ya es demasiado tarde. Cuando sabes cómo hacerlo, ya no tienes que hacerlo” Ahí tienes tu respuesta quizás.
Es una frase que leí y me gustó tanto que decidí memorizarla porsiacaso.

HAY QUE ESCRIBIR MAS VERDADES, PARA QUE EL RESTO INTERPRETE.





Comentarios

Entradas populares