SIN CULPAR A NADIE…



Allá todo está en desorden… exigen la intervención de terceros (es suposición), claro que usted debe poner los puntos sobre las iés. Sin culpar a nadie.


Regresa y acepta con resignación tu destino de “antes” múltiples y “ahora” anónimas compañías.
Tampoco busques respuestas a tus interrogantes.

No quise referirme a ti, en algo  específico y tampoco quiero sonar tan evidente en algo que no me concierne. Lo aclaro y digo, estoy hablando como tercera persona y quizás mi opinión es poco valida pero no por eso la desmerezcas.

Lo que trato de decir es que del dolor se aprende…
Es difícil cuando no sabes el “porque”, cuando de pronto la despedida se da… tampoco tengo porque evidenciar momentos tan marcados de pesimismo.
No siempre se dice lo que uno siente, pero porque intentar ser alguien polifacético, cuando en realidad eres un personaje con un texto bien remarcado o intentar describir colores que no conoces, soy sincera y noto la ausencia.

Hoy no vaciles al hablar… sé tú siempre que puedas sin mirar a los costados, no obstante continuas fingiendo.
Siempre con tus actitudes moralistas, que no van de acuerdo a tu personalidad inmoral… siento que por ratos pierdes el equilibrio, lo que trato de decir es que no hablamos el mismo lenguaje.

Ese querer no tan entendible para cualquiera… intento saber cuáles son tus “motivos”.
La hipocresía es la lucha interna que ambos tenemos, quizás es la lucha del uno contra el otro.

Lo que creíste que era, no era y lo que imaginaste tampoco, o lo escuche o lo invente. 


Comentarios

Entradas populares