¿ADIVINAR, SUPONER O AFIRMAR?


Cuánto tarda descubrir ese “algo”, que te tiene pensativa

Citemos la frase, “Favor con favor se paga”, siempre…

Hace no mucho leí, “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” de Haruki Murakami.
Y me gusto el nombre del capítulo, El repartidor de recuerdos.

¿Cómo hago para encontrarlo? ¿Tendrá algo para mí?

Se me ocurrieron esas dos interrogantes.

Punto y aparte.

No sé cómo, pero encontré ese libro en una carpeta, recuerdo haberlo descargado pero no había tenido la oportunidad de echarle un vistazo.

Y  misteriosamente… el libro comenzaba hablando de un gato que se había perdido…
 Pensé - ¡que coincidencia! (para bien o para mal), el mío hace unas semanas o un mes, no soy buena calculando el tiempo también desapareció sin dejar rastro alguno.

En fin eso ya paso, es un capitulo algo inconcluso por el paradero desconocido de mi gato.

Es tan extraño, como caminar por las calles e intentar estudiar cada rostro que vez, me pregunto ¿Qué tipo de personas pueden ser? ¿Qué tipo de vida llevan? 
¿Qué es lo que aman?

Es tan confuso…

Sería bueno que algunas veces te anticiparan los hechos antes que “pase lo peor”, como en un capitulo que leí en un libro, “En este capítulo no hay ninguna buena noticia”

Tengo un montón de ideas, pero me siento incapaz de comprimirlas en un solo escrito.
Debo decir que eh perdido algunas cosas que quería, quizás por mi culpa o simplemente las cosas se dieron así, la frasecita conformista “que se puede hacer, las cosas ya están hechas”

Dicen que de vez  en cuando los sentimientos deben exteriorizarse, para que no se estanquen.


Todo debe seguir un curso




A veces me acuerdo de necesitarte, pero no sé si estarás ahí.
Lo que esta claro es que mis ideas siempre están ahí, y si no puedo decirlo trato de dibujarlo.



Comentarios

Entradas populares