RECUERDO ONÍRICO.



¿Saben cómo es tener una primera impresión?

Comenzamos por no estar preparados…  no tienes ni la más mínima idea de lo que te espera, no sabes nada, en otras palabras no sabes  lo que verás, como te sentirás, como reaccionarás y cómo será el impacto que recibirás… 

 ¿Qué tan fulminante será?

Nadie sabe cómo es “algo” hasta que lo vives en carne propia ¿no?

Yo desconocía en parte todo esto… paredes blancas, el olor a desinfectante a “limpio”, personas en movimiento y al mismo tiempo personas en estado de letargo… el tiempo sin decir mentiras avanza muy rápido una vez ahí adentro, todo el mundo está en lucha. En otras palabras cada persona que está ahí adentro tiene su propia pelea, y debe ganarle a la enfermedad que tiene…
Según tú sabias de esto no? Vamos! Tú ya lo has visto en las películas, has leído y “sabes” como es… 
¿Por qué deberías sorprenderte? ¿De qué te asustas? ¿Tú la padeces?

Muy dentro de ti empiezas a cuestionarte, porque cuando  desconocemos algo empezamos a hacernos mil suposiciones dentro de la cabeza, idea tras idea, para que el camino sea más rápido y encuentres el “numero” que estás buscando…

Cuando sientes que empiezas a asquearte y sientes asco, asco por el olor, por lo que ves, y al mismo tiempo te sientes una mala persona por sentir asco, porque dentro de ti sabes que “eso” puede pasarme a mí o a ti que estás leyendo esto… porque nadie está libre de nada… nadie,  ni siquiera eres dueño de ti mismo si te das cuenta…
Sintiéndote una mala persona caminas… y apuras los pasos para olvidar las arcadas que empiezan aparecer y para “olvidar” lo que viste empiezas a imaginar “espejismos” o alguna “escena” bonita de alguna película o recuerdo que tengas…  y para hacerte “la valiente” ofreces ayuda, para hacer valer tu “buena acción del día” y no te vaya tan mal en tu día…


Llegué…

Llegué y vi el LETARGO en su máxima expresión, el cansancio, desfallecimiento, esas ganas de decir: Yo puedo… pero el cuerpo no me responde… o es que la edad y los años ya no me juega a mi favor…  y entonces en el “medio” de todo, observas y dices, entonces ¿Por qué a ella?

Si hablamos de edad y de mayoría, y de “vivir más” entonces  ¿POR QUÉ?

¿Porque? Porque no hay nadie que tenga la capacidad para responderme? O que tenga la respuesta precisa para que pueda calmarme y que venga a debatir conmigo para que no sienta que esto es una INJUSTICIA… si, una injusticia, como si hubiesen dictado sentencia y te hubieran culpado a “cargar” algo que tú no estabas lista para “asumir”…  y pecaría de “valiente” si dijera que hasta yo me ofrecería a “pagar” precio por ello, porque sé y soy consciente de la cobardía que llevo dentro…  y de la pocas ganas que le puse en ese momento en ser “fuerte”.

Se suponía o creía que iba con toda la “chispa” que me “caracteriza”, con las ganas de decir cualquier soncera y sacarte una sonrisa, ya que siempre lo eh hecho una se confía…

Yo nunca eh sido buena calculando el tiempo… por así decirlo y tampoco soy tan “atenta”, pero si soy observadora…Y eso fue algo que me jugó en mi contra... 

Por un momento al verte dudé que fueras tú, yo no "te recordaba así"... me sentí la peor persona, y egoísta al mismo... lo más fácil fue "culpar a mi mala memoria" y justificarme y pensar en lo "distraída" que soy.

Y en ese instante hubiese preferido ser ciega, si, quizás sea un “deseo” muy estúpido o mis ganas de ser cobarde podían más… y solo eso se me ocurría…
Pero eso nunca paso… no perdí la vista, solo se “me nublaron” los ojos por más de dos horas…  y creo que en ese momento fui demasiado egocéntrica, porque tuve demasiada atención… y no fue mi intención ser una “carga” en ese momento, que ironía no? Yo que iba a hacerte sonreír fui a hacer lo opuesto…  “gran ayuda” fui en ese momento…

Y nunca olvidaré como en tu intento de "calmarme" me contarás con tono de "chiste" como era "tu tratamiento" y el porqué de las agujas en tu mano... 

Eres mala... pensé, pero no de mala persona... "eres mala contando chistes".  

Y era un vaivén ese día…  vista clara por ratos, seguido de vista “nublada” era una especie de competencia…


El dibujar zorros de alguna manera me “distrae” saben? O lo relaciono como si fuera el “alter ego” de alguien que quiero, siempre tengo un cuaderno dibujo y siempre debo tener el color “anaranjado” en mi bolso ese color de alguna manera es una especie de “cliché” en mí, no es que sea mi color favorito. Pero por el momento es el color que trata de convertirse en algún “amuleto” para mí, o en ese momento quería que así sea…

Pero el "fatídico martes" parecía de nunca acabar, a pesar de que adentro era una especie de reloj de arena que avanzaba agigantadamente... 

No había "amuleto" que funcione, me convertí en una especie de "bulto sin expresiones", que solo sabía ser un mar de lagrimas. En otras palabras era un "mueble" más ahí. 

En eso lo único que se te ocurre es “vaciar” la mente… no pensar en nada “malo o feo” y para alguien de rutinas como yo… lo más recurrente era “buscar”, “mis dos soportes” o mejor dicho esas dos personas que estaban “al día” de lo que me pasaba a mí. Pero ambos no estaban disponibles para mí.

Entonces la frase: “Siempre cuenta conmigo” dejo de tener valor…

Apareció una gran sensación de DECEPCIÓN, siempre eh odiado cuando alguien te ofrece algo y no da, u hace entonces por qué lo dices?

Sé que el ser humano es limitado… y que no todo lo que uno “promete” u “dice” lo hace pero… creo que hasta ahora no entendemos que antes de “ofrecer” algo debes conocer tus propias limitaciones.  Antes de quedar bien ante los demás ofreciendo algo que no podemos dar, deberíamos de esforzarnos en hacer valer más nuestra “propia palabra” ya que de alguna manera más que palabras son hechos los que te hacen una persona confiable.

En ese momento era, mis expectativas, yo  y REALIDAD… lo cual lo último pesaba más…
Y lo más sensato en ese “momento” fue asumir… y asimilar en presente y en futuro, y ya no en pasado, porque por más que quisiera ya no podía retroceder el tiempo… y tampoco tenía el derecho de “estorbar” en la lucha interna que ELLA tenía consigo misma y los “porqués” que tiene como para que eso se convierta en una especie de “FORTALEZA” para ella misma…
Y de alguna manera te sorprenden las ganas y la fortaleza de algunas personas que a pesar de todo, sacan lo mejor de ellas, a pesar del “adormecimiento” que traen encima tienen las palabras mucho más claras que cualquiera que está en su cien por ciento… 

Desearía que lo que escribí haya sido una especie de “ficción” pero no es así… abra mucho más por contar supongo… pero la “historia” no es mía… yo no la “vivo” solo la comparto. Tampoco sé si es buena mi “manera” de contarla, pero de alguna manera dentro de mí asume que algún día leeré esto y será solo un “recuerdo” más.


Está más que claro que no lo entenderás hasta que te suceda o lo vivas en carne propia… 




Comentarios

Entradas populares